Muchas veces he oído estas preguntas por parte de mis clientes, de conocidos e incluso de amigos: “¿Cómo puedo distinguir a una Tarotista Buena de otra que no lo es?, ¿Cómo puedo saber que no me está diciendo lo que quiero oír y no lo que más me conviene?”. Estas cuestiones han sido el principal foco de preocupación de muchísimas personas desde que el tarot apareció en nuestra vida cotidiana o desde que tuvimos conocimiento de él. No es casualidad que mucha gente se plantee las mismas dudas y le de vueltas a si se puede fiar de esa persona que se encuentra al otro lado de la línea telefónica y que normalmente no conoce de nada. Por supuesto que todos, con experiencia, podemos ser capaces de distinguir un profesional de algún negocio de otro que no lo es. Por ejemplo, si llevamos nuestro coche a un taller para que lo reparen y no sabemos nada de mecánica, poco podremos defendernos frente a lo que nos dicen que hay que reparar o cambiar, pero si tenemos experiencia previa o conocemos los entresijos de nuestro automóvil, sabremos diferenciar a un experto/a que conoce su negocio y quiere darnos un servicio en condiciones de otro/a que solo busca nuestro dinero y que nos vayamos rápido de allí. En el Tarot y la Videncia ocurre algo similar, pero vayamos poco a poco.

Desde que existe gente capaz de ofrecer un servicio difícil de probar de manera inmediata, ha existido el fraude y el engaño de manera sistemática. Cuando algo se tiene que aceptar simplemente como un acto de fe es cuando nuestras alarmas suenan inmediatamente y somos reticentes a aceptarlo. Y eso es necesario que ocurra. En el Tarot, como en cualquier otra profesión, puede haber estafadores y personas que intentan aprovecharse de los demás, por eso es importante tener una experiencia en hablar con Tarotistas y Videntes. Como no todo el mundo puede llamar muchas veces al tarot, creo que es imprescindible que os de unas cuantas directrices de cómo podéis reconocer a una Tarotista Buena o a un Tarotista Bueno cuando os atienden a través del Tarot Telefónico o en persona. A continuación os daré algunas pistas para que podáis saberlo con pocas posibilidades de error, pero seguro que a vosotros y vosotras se os ocurren otras formas igual de válidas.

Lo primero que debéis tener en cuenta a la hora de reconocer a una Tarotista Buena es los datos referentes a vuestro presente y pasado que sepa tan solo mirando las cartas. Cualquier Tarotista experimentada es capaz de describiros la situación pasada y la actual de la cuestión que le habéis planteado; así que la pista es clara: si sabe vuestro pasado puede conocer vuestro futuro. Lógicamente podéis pensar que os ha estudiado u os conoce de alguna manera, pero eso sólo podéis desmentirlo vosotr@s mismos, ya que os hablará de vuestras actitudes y pensamientos ante el problema, y eso no es tan fácil de descubrir simplemente navegando por la red, por sólo poner un ejemplo. Pedidle que os hable de vuestros sentimientos con respecto al tema, veréis como es capaz de decíroslo sin que vosotros tengáis que decir ni una palabra sobre ellos. Por supuesto, todos somos humanos y podemos cometer errores. El que un/a Tarotista, un/a vidente, etc, nos diga algo que no cuadra con la realidad puede indicar falta de experiencia, no que sea alguien tratando de timarnos, por supuesto. Lo ideal es que charlemos con él o ella y que tratemos de ser objetivos, aceptando y reconociendo sus aciertos y obviamente también advirtiendo sus errores si los tuviera, para que pueda corregirlos e ir mejorando. Siempre que tengamos dudas debemos hablar seriamente con la tarotista y si consideramos que queremos a otra persona decirlo, pero también tenemos que tener un poco de manga ancha y dar un tiempo prudencial para adaptarnos a este o esta profesional.

Otra pista importante a la hora de reconocer a una tarotista buena es su sinceridad a la hora de darnos consejos o contarnos el futuro que nos espera. Aunque está claro que podemos tener un destino luminoso y maravilloso, en el que todo es idílico y sin problemas a la vista, no todo suele ser tan perfecto. Siempre puede haber algún desatino, alguien que se ponga en nuestra contra, un imprevisto desafortunado, etcétera. Incluso cuando todo parece que vaya a ser perfecto, una tarotista buena nos advertirá de lo que no debemos hacer si no queremos que ese futuro idílico desaparezca. Así pues, ¿Qué quiero deciros con esto? Sencillamente que analicéis qué os está contando la persona que os esté tirando las cartas o adivinando el futuro en general, ya que con sus palabras podréis deducir si estáis ante alguien que merece la pena o no. Si os da consejos, os apoya, os habla de vuestros posibles fallos o errores, os dice de quien podéis fiaros y de quien no… seguramente estéis hablando con una persona muy válida para leer vuestro sino. Pero si os cuenta solo lo maravillosa que va a ser vuestra vida, que nada se interpondrá en vuestro camino, que conseguiréis todo lo que os propongáis, etc, seguid preguntando e indagando, porque ella o él mismo se acabará descubriendo.

Por último, aunque es algo que se necesita más de una consulta para comprobarlo, entre el tarotista y el consultante se suele establecer un vínculo que hace que durante las sucesivas consultas que se realizan el profesional pueda acceder de manera más segura a su videncia. Seguro que si habéis llamado al tarot en otras ocasiones y habéis consultado con el mismo o la misma tarotista, habréis notado que con unas pocas palabras o directrices sabe exactamente cómo ayudaros o aconsejaros. Aparte de porque ya os ha conocido en otra consulta, el camino hacia vuestro destino ya se ha abierto en otra ocasión, por lo que acceder a él de nuevo es más sencillo para el vidente o tarotista. Eso sí, no son recomendables las relaciones de amistad con aquellos con los que consultamos, ya que los sentimientos y la subjetividad a la hora de leer el tarot suele ser contraproducente y puede afectar a las consultas. Debemos tener esto en cuenta también y mantener la relación con el Vidente o Tarotista en exclusivamente profesional, aunque eso no quite que seamos afables y agradables, por supuesto.

Espero que estos consejos os ayuden a reconocer a aquellas y aquellos profesionales que podemos llamar Tarotistas Buenos y Buenas. Si tenéis dudas podéis llamar a nuestros Videntes y Tarotistas, todos ellos y ellas comprobados por mi y testeados para que os ofrezcan el mejor servicio posible al mejor precio. Veréis que todos y todas pasan estas pruebas de las que os he hablado, y poco a poco se convertirán en una consulta obligada cuando tengáis dudas en vuestras vidas y necesitéis apoyo, ánimo y ayuda.

Aquí os pongo un enlace a una página donde encontraréis una alta cantidad de tarotistas buenas, donde obtendréis la mejor calidad al mejor precio en consultas de tarot.

TAROTISTAS BUENAS

Recuerda que también puede consultar con mi gabinete personal de expertas tarotistas llamando al 960 966 012

Artículos de interés

Encuentrame en mis Redes sociales

Precio máx. minuto: 1,21€ red fija: 1,57€ red móvil. IVA incl. KOAL8O,S.L.  Aptdo. 15 - 12400, Segorbe, Castellón. MAYORES DE 18 AÑOS. 

 

bg Image
Back to top
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros con fines de gestión, estadísticos y para segmentar publicidad. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies, adaptación lssi, aviso legal, política de privacidad, protección de datos y formularios de contacto. Leer más