Ya hemos comentado alguna vez las virtudes de los profesionales de la videncia, pero ¿cómo se produce? Seguro que más de una vez os habéis preguntado cómo es posible que una persona pueda tener videncias (pues así se llaman) del futuro, del pasado y del presente. Pues bien, una de las maneras en la que se pueden tener atisbos del futuro es mediante la mirada. En efecto, algo tan sencillo como fijar la mirada en una luz, en un destello, en un reflejo, etc, puede hacer que aparezca una visión, una videncia, ante los expertos ojos del profesional debidamente entrenado.

Por supuesto, esto es muy sencillo de explicar, pero muy complicado de conseguir, puesto que no es normal que la gente pueda acceder a esta capacidad ni pueda realizarlo. Lo normal es que solo aquellos nacidos con el don de la videncia, y lo han asimilado como algo natural a su propia naturaleza, puedan conseguir algo de esta forma tan simple. Pero el resto no debéis rendiros, pues, aunque requiere de mucho entrenamiento y de mucho esfuerzo, es posible para todos acceder a ese espacio en ocasiones vedado para todos aquellos desconocedores de este interesante aunque esquivo arte.

¿Qué debemos tener en cuenta para entrenar la videncia?

Debéis saber que hay cuatro características que una persona debe reunir si tiene la esperanza de, algún día, acceder a esa otra dimensión del tiempo a través de su videncia. En general, todos aquellos y aquellas que reunáis estas características podríais conseguir, en algún momento, y tras un buen entrenamiento, llegar a tener clarividencia o videncia.

Lo primero que se debe tener en cuenta es que hay que tener una mente clara y despejada, en el amplio sentido de los términos, pues aquellas personas mentalmente inestables o con problemas psicológicos no podrían llegar a alcanzar el estado mental imprescindible para llegar a tener videncias.

Lo siguiente es bastante obvio y fácil de decir, pero complejo de llevar a cabo en realidad. Hay que dejar la mente en blanco y conseguir que nuestros pensamientos se queden en silencio. Esto es imprescindible y mucho más difícil de lo que la gente se cree, pues siempre acabará traicionándonos la mente, mostrándonos ideas, sueños o pensamientos que nos entorpecerán a la hora de lograr la concentración necesaria.

Otro punto muy importante, relacionado con el anterior, es la relajación, pues hay que saber relajar nuestro cuerpo también, si es posible manteniendo la mirada fija en un punto. El estado físico es, al igual que el psicológico, muy importante para alcanzar el estado, valga la redundancia, que queremos lograr.

Por último, hay que entrenar los ojos, en concreto el músculo del Iris, para lograr que los bastoncillos de los ojos se abran y nos permitan ver, de manera literal, esa otra dimensión que está vedada a la mayoría de los mortales: el pasado, el presente y el futuro de las personas.

 

El Tarot como forma de entrenar la Videncia

Ejercicios desarrollar videncia - Tarot

Por supuesto, una manera muy habitual y conocida de entrenar la videncia es a través del Tarot. Como todos y todas sabéis, el Tarot consta de una baraja de cartas que se usa para, tras realizar una tirada, indagar en la vida del consultante para poder aconsejarle la mejor manera de actuar en ciertas áreas y situaciones de su vida. Existen muchos tipos de baraja, con dibujos y formas bien diferenciadas, además de con números distintos de cartas, pero eso realmente no importa demasiado, ya que no vamos a hablar de usar el tarot por si mismo, si no de la manera en que lo podemos gastar para entrenar la videncia.

Las cartas del Tarot se han usado para fortalecer la videncia innata de algunas personas, pues estas hacen que aparezcan videncias por los reflejos o colores vivos que poseen. Eso sí, esto solo ocurre con gente que tiene innata la videncia, así que ¿Porqué es bueno para practicar con la videncia? Pues porque, aunque una persona no la posea desde el nacimiento, siempre es posible hacer que vuelva a aparecer esta habilidad latente en nosotros.

Debéis saber que todos y todas tenemos la capacidad de acceder a este otro universo, a esta otra realidad a la que la videncia accede. Tan solo hay que volver a recuperar esta habilidad que tenemos oculta, y para eso, una de las mejores maneras es empezar a jugar con el tarot, porque con el tiempo podemos empezar a recuperar estas habilidades perdidas hace tanto tiempo.

Por supuesto, existen otras maneras, que os iremos mostrando a lo largo de varios ejercicios que se usan para fortalecer la videncia cuando ya se posee, o para hacer que renazca en nosotros cuando ni siquiera sabíamos que la poseíamos. No os los perdáis y practicad cada día, seguro que con el tiempo y el entrenamiento adecuado podréis llegar a obtener la clarividencia o la videncia. Ánimo y suerte.

Artículos de interés

Encuentrame en mis Redes sociales

Precio máx. minuto: 1,21€ red fija: 1,57€ red móvil. IVA incl. KOAL8O,S.L.  Aptdo. 15 - 12400, Segorbe, Castellón. MAYORES DE 18 AÑOS. 

 

bg Image
Back to top
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros con fines de gestión, estadísticos y para segmentar publicidad. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies, adaptación lssi, aviso legal, política de privacidad, protección de datos y formularios de contacto. Leer más