Imprime o copia una espiral como ésta pero más grande, de unos 30 centímetros de diámetro como mínimo. Clávala en la pared. Siéntate a un metro y medio aproximadamente. Ahora fija tu mirada en ella, realiza entre 3 y 5 respiraciones profundas para relajarte y recuerda que esto no es cuestión de fuerza mental sino de relajación. Después de estabilizar tu mirada durante un tiempo en la espiral, intenta visualizar cómo esa espiral va tomando la forma de un túnel. Mantén esta sensación óptica todo el tiempo que te sea posible. Cuándo sientas que mantienes esta visión con tranquilidad intenta volverlo a ver al principio como una espiral. Repite el ejercicio varias veces hasta qué consigas cierta soltura y luego repítelo con más rapidez hasta que logres la suficiente agilidad. Ahora vamos a realizar el mismo ejercicio pero al revés. Vamos a invertir la sensación óptica visual y tratar de que el túnel salga desde la pared hacia ti como si fuera un cono con rayas de dos colores.

¿Has logrado completar el ejercicio? Bien, sigue practicando lo cada día. Ya te queda menos para ser vidente.

Artículos de interés

Encuentrame en mis Redes sociales

Precio máx. minuto: 1,21€ red fija: 1,57€ red móvil. IVA incl. KOAL8O,S.L.  Aptdo. 15 - 12400, Segorbe, Castellón. MAYORES DE 18 AÑOS. 

 

bg Image
Back to top
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros con fines de gestión, estadísticos y para segmentar publicidad. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies, adaptación lssi, aviso legal, política de privacidad, protección de datos y formularios de contacto. Leer más